680929629
info@gesvetrans.com

Carretera 10/02/2014 Pablo Guindo Acusa al ministerio de actuar “con el apoyo de las grandes patrona

Descripción de la promoción

2/11/2014 10:11:46 AM

Fetransa ha denunciado el error en el que, a juicio de esta organización de transportistas, incurre el Ministerio de Fomento, “con el apoyo de las grandes patronales del sector”, al intentar instaurar en España un modelo de mercado con empresas como en Alemania o en Francia, “ya que si disponemos del mismo modelo empresarial que estos países serán sus empresas y no las españolas las que realicen el transporte en Europa dada su ubicación geográfica”.

Desde esta asociación se acusa a Fomento de llevar a cabo en los últimos años “de forma descarada una política en contra de la figura del transportista autónomo, cuando precisamente gracias al gran número de autónomos que existen en nuestro sector gozamos de uno de los transportes más competitivos en Europa”. Para Fetransa, “España ha hecho algo diferente que ha funcionado ya que tiene una de las mayores cuotas de mercado en el ámbito europeo, y ahora ese sistema se quiere eliminar”.

"Precisamente gracias al gran número de autónomos que existen en nuestro sector gozamos de uno de los transportes más competitivos en Europa"

Las reflexiones de esta organización se producen junto con su oposición frontal al Proyecto de Fomento para modificar el régimen de autorizaciones de transporte de mercancías por carretera y a través del cual se “discrimina a la figura del transportista autónomo”. Y es que el ministerio pretende, en relación con la posibilidad de transmitir la tarjeta de transporte, que el adquirente deba disponer de un mínimo de tres vehículos para poder adquirir la autorización, incluso en el caso de los herederos forzosos.

“Precisamente el requisito de tres vehículos es el que venía establecido para poder adquirir una autorización de transporte sin ningún tipo de limitación (antiguamente conocidas como “tarjetas de pesado”), el cual se sigue manteniendo, pero exigir este requisito para poder transmitir la autorización de transporte supone un gravísimo perjuicio para los transportistas autónomos, ya que se suma a los requisitos de la antigüedad de diez años de la autorización, de no haber reducido flota en los dos años anteriores y al de que el adquirente disponga del título de competencia profesional, lo que supone una patente discriminación al transportista autónomo, ya que las sociedades mercantiles pueden eludir estos requisitos mediante una simple transmisión de las participaciones sociales”, relatan desde Fetransa.